8 de junio de 2016

La lista de Schindler


Durante la Segunda Guerra Mundial, Oskar Schindler (Liam Neeson, 'Michael Collins') proyecta un plan para hacerse amigos de los nazis y salvar la vida de todos los judíos que viven en Cracovia. Después de que el 1 de septiembre de 1939 Alemania invadiera Polonia, Schindler consigue hacerse con una fábrica industrial, para la que decide contratar a miles de operarios judíos, para intentar protegerles.

A pesar de la gran cantidad de trabajo que tienen, lo que consigue burlar la vigilancia de las SS, Oskar no es el que maneja la fábrica, pues al carecer de dichos conocimientos, maneja en la sombra su mano derecha, Itzhak Stern (Ben Kingsley, 'Gandhi'). Después de que en 1944 se llevara a cabo el mayor caso de genocidio en Plaszow, Schindler apunta la lista de todos los empleados judíos que tiene que salvar. La lista aumenta y aumenta, hasta ser cuantiosa.

Familias enteras, rabinos, niños... Todos, dentro en la lista de Schindler, son enviados en trenes de ganado hacia Brünnlitz, en Checoslovaquia, donde trabajarán en otra fábrica de Schlinder. Después de un episodio tenso, en el que las mujeres acaban siendo rescatadas de Auschwitz, la empresa sigue funcionando hasta siete meses después cuando quiebra debido al devenir de la guerra. Oskar tiene que huir tras el final por sus lazos con los nazis, no sin dejar entre sus trabajadores judíos el recuerdo de que nadó contracorriente para salvarles la vida.



Título original
Schindler's List 
Año
Duración
195 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Steven Spielberg
Guión
Steven Zaillian (Novela: Thomas Keneally)
Música
John Williams
Fotografía
Janusz Kaminski (B&W)
Reparto
Liam Neeson,  Ben Kingsley,  Ralph Fiennes,  Caroline Goodall,  Jonathan SagallEmbeth Davidtz,  Norbert Weisser,  Martin S. Bergmann,  Mark Ivanir,  Malgorzata Gebel,  Shmuel Levy,  Michael Schneider,  Joachim Paul Assböck,  Branko LustigGötz Otto
Productora
Universal Pictures / Amblin Entertainment
Género
Drama |  Nazismo.  Holocausto.  Basado en hechos reales.  II Guerra Mundial


  • Liam Neeson
    Liam Neeson
    Papel: Oskar Schindler
  • Ben Kingsley
    Ben Kingsley
    Papel: Itzhak Stern
  • Ralph Fiennes
    Ralph Fiennes
    Papel: Amon Goeth
  • Caroline Goodall
    Caroline Goodall
    Papel: Emilie Schindler



Sin duda la película de Spielberg estaría en todas las listas de mejores películas no sólo de la década de los noventa, sino de la historia del cine.

Es abrumadora. En extensión, en profundidad, en belleza, en provocadora de desbordados sentimientos. El momento en que Oskar Schindler se despide de los judíos a los que ha salvado la vida, en donde estos le regalan un anillo, es de una extrema capacidad de provocar nuestra respuesta emocional. He visto a llorar a muchas personas, inteligentes y cultas, en ese momento.

Pero eso no es todo. Su forma, a caballo entre el documental y la narración, es inapelable en cuanto a la denuncia que lleva implícita sobre el holocausto, la gran tragedia de la humanidad, tan horrenda y tan cercana. Tal vez los detractores de la película tienen razón cuando la acusan de simplificar la figura del protagonista, quienes consideran un oportunista que no tuvo la heroica dimensión que Spielberg le atribuye. ¡Qué más da! Pónganle esta película a cualquier joven de quince años y se vacunará para siempre contra cualquier tentación fascista…

Cuando una película aparece ante nuestros ojos revestida de grandeza es porque todos los elementos funcionaron tan bien que la excelencia termina no sorprendiéndonos. Eso ocurre en “Lo que el viento se llevó”, “Ben Hur”, y tantas otras. Como aquí: el guión, la fotografía y, naturalmente, los actores, que están sencillamente espléndidos, aunque ninguno, a juicio de la Academia, mereció un Oscar.

Dicen que se pasó diez años pensando en cómo la haría, y dicen también que el rodaje casi le cuesta su felicidad conyugal. Al final no fue así, y la señora Spielberg puede sentirse dichosa del talento inconmensurable de su marido, ya sea para contarnos historias de marcianos que se vuelven humanos o de seres humanos que se olvidan de su condición.



7 Razones para ver la película

Es una historia real
Y por eso mismo cruel. La película permite crear una atmósfera realista (aunque seguramente haberlo vivido en carne propia sea bastante peor de lo que podemos ver en el film), y nos trasmite la información justa sobre uno de los hechos más brutales de la historia de la humanidad. Está llena de escenas memorables, como el asesinato de la ingeniera judía, los disparos que hace Goeth desde la terraza de su dormitorio, la doble escena de la niña del abrigo rojo, entre otras, que giran en nuestras cabezas por mucho tiempo.
Multipremiada
En el año 1993 se alzó con 7 premios Oscar (película, director, guion, montaje, música, dirección artística, fotografía), de un total de 12 nominaciones. Y 3 Globos de Oro: película, guión y director, además de muchísimos otros premios más y otras tantas nominaciones.
Liam Neeson y Ralph Fiennes estuvieron a nada de llevarse sus estatuillas, aunque competían con Tom Hanks y Tommy Lee Jones, respectivamente, quienes también habían logrado muy buenos papeles ese año.
La niña del abrigo rojo
El horror de la masacre estuvo ejemplificada de manera perfecta por la pequeña niña perdida entre la multitud. Como espectadores nos sentimos igual que Oskar Schindler en su caballo, abrumado al ver cómo una pequeña niña caminaba sola por el guetto. Esta es una de las secuencias grabadas en la mente de cualquiera que haya visto el film. Si se les ocurre pensar que esta película es una más acerca del holocausto o los nazis, es imposible no tengan esa imagen viva de la niña perdida entre la muchedumbre que corre sin rumbo sin que nadie la vea…
La fotografía
La fotografía en blanco y negro es otro de los grandes aciertos de la película, al punto que llega a congelarnos la sangre y hacernos creer que estamos en presencia de un doloroso documental en blanco y negro sobre los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Pero ninguna escena fue sacada de archivo: tanto los campos de concentración como la fábrica fueron realmente filmados. La diferencia radica en que si bien Spielberg consiguió permiso para rodar en Auswitz, prefirió no hacerlo por respeto a la memoria de los que allí murieron, y construyó una réplica justo al lado del escenario real donde ocurrieron los hechos.
La banda sonora
John Williams es uno de los compositores de bandas sonoras más grandes que tenemos. Si no piensen en Indiana Jones, Tiburón, Star Wars, Superman, Jurassic Park… Todas ellas recordadas y que se diferencian bien entre sí. Y la banda sonora de La Lista de Schindler no es menos: emocional, dura, intimista. Le otorga el valor necesario a cada imagen que vemos en pantalla. Y además contó con la colaboración de Itzhak Perlman, uno de los mejores violinistas de nuestra época. No por nada el soundtrack del film ganó todos los premios a los que estuvo nominado.
El elenco
No hay personaje del elenco que no se luzca. Liam Neeson posiblemente sea el que consiga los mayores aplausos por el correcto manejo del cambio gradual y de forma sutil de su personaje (Oskar Schindler), donde lo amas y lo odias por igual. Y Ralph Fiennes en su papel de general nazi Amon Göth muestra una soberbia tal que lo despreciamos desde el primer momento. Para esa interpretación del nazi cruel y sin alma llegó a engordar 15 kilos, y es inmejorable.
Aunque los personajes de Helen Hirsh (Embeth Davidtz) e Itzhak Stern (Ben Kingsley) sobresalen por el resto de los personajes judíos, todas las interpretaciones secundarias son notables.
Steven Spielberg
Se trata de una leyenda viva del cine. Es el padre junto a George Lucas de Star Wars e Indiana Jones, dos de las sagas más populares de la historia del cine. Además tiene Jurasic Park y Tiburón, solamente por mencionar dos en solitario. Y está detrás de grandes películas como E.T., los Goonies, Gremlins, Men in Black…
En La lista de Schindler, Spielberg exprimió tu talento para estremecer al mundo con su desgarrador y magistral relato de las víctimas del holocausto nazi y se aseguró de que ni él, ni el Holocausto, se puedan volver a ver de la misma manera. Steven Spielberg, el hombre que rompió siempre los récords de taquilla, nunca había conseguido un Oscar como mejor director. Ese año, con La lista de Schindler, lo consiguió.




No te pierdas ninguna de las actualizaciones y noticias del blog, agregándolo en FacebookTwitter, Google + y el Canal de Youtube. Y si tienes cualquier duda no dudes en usar el formulario que encontraras a la derecha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario